Balón Intragástrico

Más de 1.400 millones de adultos en todo el mundo tienen sobrepeso o son obesos. Las personas obesas a menudo desarrollan problemas de salud como diabetes, hipertensión y enfermedades cardíacas. 

Una modesta pérdida de peso del 5 al 10 % puede ser suficiente para retrasar o prevenir la aparición de diabetes y otras enfermedades relacionadas con la obesidad. La terapia con balón intragástrico puede lograr una pérdida del un 8 a un 15% de pérdida de peso corporal total según el tipo de balón utilizado.

¿Qué es la terapia con balón intragástrico?

La terapia con balón intragástrico es un método temporal y mínimamente invasivo para inducir la pérdida de peso. 

Consiste en colocar un globo suave de silicona que se llena en el estómago con un volumen de 400 a 600 ml de solución salina para promover una sensación de saciedad y restricción (comer menos). Otro posible mecanismo de acción que también puede contribuir a la pérdida de peso es el retraso del vaciamiento gástrico que contribuye a que sientes mayor saciedad al tener el estómago ocupado de alimento por mayor tiempo. 

Su eficacia depende en gran medida de la adherencia del paciente a los cambios en el estilo de vida (es decir, dieta y ejercicio) para lograr y mantener la pérdida de peso durante y después de la terapia.

Balón gástrico en el estomago

¿Quién es candidato para esta terapia?

Es una opción para el tratamiento de la obesidad en pacientes con:

  • Un índice de masa corporal (IMC) superior a 27 kg / m2 hasta 34.9 kg / m2.  (Sobrepeso y Obesidad Grado I),
  • Pacientes que han fracasado en intentos anteriores de control de peso con dieta y ejercicio,
  • Se puede utilizar para pacientes con sobrepeso u obesidad que aún no cumplen con los criterios de IMC para la cirugía,
  • En pacientes candidatos a cirugía bariátrica, la terapia con balón intragástrico puede utilizarse como puente a la cirugía (cuando el IMC ≥ 50 kg / m2) optimizando el estado de salud del paciente con la intención de disminuir complicaciones cuando sean llevados a cirugía,
  • O en aquellos pacientes que se niegan a tener una cirugía o  que no tienen acceso a la cirugía. 

Las contraindicaciones absolutas incluyen:

Las contraindicaciones absolutas de la terapia con balón intragástrico incluyen:

  • Cirugía previa en el estómago,
  • Trastornos de la coagulación,
  • Cualquier lesión en tracto gastrointestinal con riesgo de sangrado (Ej: úlceras),
  • Embarazo o deseo de quedar embarazada,
  • Alcoholismo o adicción a las drogas,
  • Enfermedad grave del hígado,
  • Cualquier contraindicación para la endoscopia.

Las contraindicaciones relativas incluyen:

Las contraindicaciones absolutas de la terapia con balón intragástrico incluyen: 

  • Cirugía previa en el abdomen,
  • Hernia de hiatal grande
    Enfermedad inflamatoria intestinal,
  • Uso crónico de antiinflamatorios no esteroides (AINES),
  • Trastornos psiquiátricos.

Tipos de Balón Intragástrico

Los balones intragástricos difieren en material, volumen, duración de la terapia, capacidad de ajuste y método de inserción y extracción. 

Orbera:

Balón gástrico Orbera

El balón Orbera es el balón más utilizado en todo el mundo. Está hecho de silicona, se coloca y retira en el estómago por vía endoscópica después de permanecer en el estómago durante seis meses.

Spatz:

Balón Gastrico Spatz

El sistema de globo ajustable Spatz, utiliza un globo de silicona lleno de solución salina, el volumen se puede ajustar (si es necesario) mientras permanece en el estómago hasta por un año. Se inserta, ajusta (si es necesario) y retira por endoscópicamente. Puede ser conveniente para pacientes que desean tener una terapia de mayor duración.

¿Que sucede después de colocar el Balón Intragástrico?

Durante la primera semana de la terapia con balón intragástrico, la mayoría de los pacientes desarrollarán algún tipo de síntomas gastrointestinales debido a la acomodación del balón dentro del estómago. La combinación de un inhibidor de la bomba de protones, un antiemético y un antiespasmódico ayuda a la mayoría de los pacientes durante la primera semana de tratamiento, después de lo cual los síntomas de dolor abdominal, náusea y vómito disminuyen considerablemente. 

Los eventos adversos graves (incluida la muerte) pueden ocurrir, aunque en raras ocasiones, durante la terapia con balón intragástrico y pueden minimizarse mediante la educación exhaustiva del paciente, la vigilancia estrecha de las complicaciones, la extracción oportuna del balón y la formación adecuada de los endoscopistas que realizan el procedimiento. 

Recuperar el peso perdido es un problema común en el tratamiento de la obesidad. Después de la terapia con balón intragástrico, se debe continuar la modificación del comportamiento (dieta, ejercicio, cambios en el estilo de vida) para minimizar el aumento de peso posterior. Las medidas complementarias adicionales para mantener o aumentar la pérdida de peso después de la terapia con balón intragástrico incluyen medicamentos para bajar de peso, terapia con balón repetida después de al menos un mes de «vacaciones con balón», ajuste del volumen del balón (p. Ej., Con Spatz) o cirugía bariátrica. 

Balón Intragastrico​ antes y depsues

Videos

Visita nuestra sección con consejos relacionados a este padecimiento

Próximamente

Regresar

Regresar a la página de inicio

Necesitas una consulta

Comunicate a los siguientes consultorios y agenda una cita. Juntos mejoramos tu salud.

Hospital Angeles Pedregal

Torre de consultorios 4to piso
Consultorio No. 406
Tel.: 55-5568-0008

Hospital Angeles Acoxpa

Torre de consultorios 2do piso
Consultorio No. 265
Tel.: 55-5684-7721