Colangiopancreatografía Retrógrada Endoscópica CPRE

Dr. Luis Garcia Arrona

Endoscopia Gastrointestinal
Especialista en Hernia
Cirugia General

Eduación para el paciente

Colangiopancreatografía Retrógrada Endoscópica CPRE

Descripción general de la CPRE

La endoscopia es el examen de una parte interna del cuerpo con un instrumento llamado endoscopio. La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) es una técnica que utiliza rayos X para ver los conductos biliares y pancreáticos del paciente. 

Las funciones del conducto biliar común y del conducto pancreático son drenar la vesícula biliar, el hígado y el páncreas; los dos conductos principales transportan la bilis y el jugo pancreático a través de la papila hasta el duodeno (la primera parte del intestino delgado). 

La razón más común por la que alguien necesitaría una CPRE es debido a un bloqueo de uno de estos conductos (a menudo debido a cálculos biliares). 

Generalmente, antes de la CPRE se realizaron análisis de sangre y pruebas de imagen no invasivas como ultrasonido, tomografía computarizada o imágenes por resonancia magnética.

El endoscopista (un médico con capacitación especial en el uso de endoscopios) examinará los conductos biliares y / o pancreáticos, buscando anomalías como obstrucciones, irregularidades en el tejido, problemas con el flujo de bilis o líquido pancreático, cálculos o tumores. Si se encuentra un problema, el endoscopista a menudo puede realizar un procedimiento para reparar o mejorar el problema; como resultado, la CPRE ha reemplazado a la cirugía en la mayoría de los pacientes con enfermedad del conducto biliar común y del páncreas.

Muchos pacientes que necesitan CPRE son hospitalizados, pero la CPRE también se puede realizar como un procedimiento ambulatorio, dependiendo de la condición del paciente y de la complejidad del procedimiento requerido.

Medico y paciente Colangiopancreatografía

Preparación de la CPRE

Se te pedirá que no comas ni bebas nada durante seis a ocho horas antes de la prueba. Es importante que el estómago esté vacío para permitir que el endoscopista visualice toda el área y para disminuir la posibilidad de vómitos durante el procedimiento.

Es posible que debas ajustar la dosis de tus medicamentos o que dejes de tomar medicamentos específicos antes del examen. La mayoría de los medicamentos se pueden continuar como de costumbre, pero algunos medicamentos deben suspenderse durante varios días. Todos los medicamentos y suplementos dietéticos deben analizarse con tu médico endoscopista, ya que algunos son más importantes que otros; por ejemplo, si estas tomando un medicamento anticoagulante, tu médico determinará cómo y cuándo debes dejar de tomarlo antes del estudio. Si eres diabético, se harán ajustes a tus dosis matutinas de medicamentos (tabletas o insulina) porque no puedes comer nada antes de tu CPRE.

Si estas embarazada, la CPRE debe posponerse hasta después del parto si es posible, pero si el procedimiento es urgente, se puede realizar de manera segura durante el embarazo.

Necesitarás que un amigo o familiar te acompañe a tu casa después del examen. Esto se debe a que los medicamentos utilizados para la sedación pueden afectar los reflejos, el juicio y tu capacidad para conducir (similar a los efectos del alcohol).

¿Qué esperar en la unidad de Endoscopia?

Antes de la endoscopia, se te harán algunas preguntas sobre su historial médico y los medicamentos que estas tomando actualmente, y se revisarán los resultados de tus análisis de sangre; El procedimiento de CPRE también se explicará en detalle y el médico verificará que se haya firmado el formulario de consentimiento.

Sedación: la enfermera te colocará una vía intravenosa (IV) (insertando una aguja en una vena de la mano o el brazo) para administrarte medicamentos. La mayoría de las unidades de endoscopia utilizan una combinación de un sedante para inducir la relajación y un medicamento para prevenir las molestias. A esto se le llama «sedación consciente» porque está despierto, pero el cuerpo está relajado y el dolor se evita. En algunos casos más complicados, es posible que te seden más intensamente o te administren anestesia (te pongan a dormir) para la CPRE.

Por razones de seguridad, se te pedirá que te retires los anteojos, lentes de contacto y las dentaduras postizas. Antes de que comience el procedimiento, es posible que te administren anestesia local (un aerosol adormecedor que se aplica en la garganta).

Colangiopancreatografía Retrógrada Endoscópica CPRE

Procedimiento de CPRE

La CPRE se realiza en una sala que contiene equipos de rayos X. Te acostarás en una mesa especial durante el examen, generalmente del lado izquierdo o boca abajo.

Aunque muchas personas se preocupan por las molestias causadas por la endoscopia, la mayoría la tolera bien y se sienten bien después del estudio. Los medicamentos se administrarán por vía intravenosa durante el procedimiento. Se coloca un protector bucal de plástico entre tus dientes para evitar daño en los dientes y el endoscopio. Muchos pacientes duermen durante la prueba; otros están muy relajados y no se dan cuenta del examen.

El endoscopio (duodenoscopio) es un tubo flexible especial, que tiene el diámetro aproximado del tamaño de un dedo. Contiene una lente y una fuente de luz que le permite al endoscopista ver el interior del cuerpo del paciente; las imágenes se amplían en un monitor para que se puedan ver incluso los detalles y cambios muy pequeños. El endoscopio también contiene canales que permiten al endoscopista tomar biopsias (muestras de tejido indoloras) e introducir o extraer líquido, aire u otros instrumentos.

Se te pedirá que tragues el tubo; la mayoría de las personas no tienen dificultad con esto como resultado de los medicamentos sedantes. Una vez que se inserta el endoscopio a través de la boca, se introduce aire suavemente para abrir el esófago, el estómago y el intestino de modo que el endoscopio pueda pasar a través de esas estructuras y permitir que el endoscopista vea. Se pasa un pequeño tubo de plástico (cánula) a través del endoscopio hasta la abertura del conducto biliar a través de una estructura llamada papila, se inyecta un tinte y se toman imágenes de rayos X después de la inyección y se muestran en un monitor de televisión. para que el endoscopista pueda examinar los conductos biliares y el conducto pancreático.

Dependiendo de lo que vea el endoscopista durante la CPRE, puede realizar una variedad de procedimientos o tratamientos. Si hay cálculos del conducto biliar en el colédoco, la abertura de la papila puede ensancharse mediante la aplicación de electrocauterio y los cálculos se extraen, a veces con la ayuda de una canasta. Si las imágenes de rayos X muestran un estrechamiento del conducto biliar, se puede insertar un stent también llamada prótesis (una pequeña malla de alambre o un tubo de plástico) para permitir que la bilis evite la obstrucción y pase al duodeno.

Puedes sentir una leve molestia cuando se introduce aire a través del endoscopio. Esto no es dañino y los eructos pueden aliviar la sensación. El endoscopio no interfiere con la respiración. Respirar lenta y profundamente durante el procedimiento puede ayudarte a mantenerte relajado.

La duración del examen varía entre 30 y 90 minutos (generalmente alrededor de una hora).

Colangiopancreatografía consulta

Recuperación después de la CPRE

Después de la CPRE, te vigilarán mientras desaparecen los efectos de los sedantes. Los medicamentos hacen que la mayoría de las personas se sientan temporalmente cansadas o tengan dificultad para concentrarse, por lo que generalmente se recomienda no regresar al trabajo ni conducir ese día.

El malestar más común después del examen es una sensación de hinchazón como resultado del aire introducido durante el examen. Esto generalmente se resuelve rápidamente. Algunas personas también tienen dolor de garganta leve. La mayoría de las personas pueden beber líquidos claros poco después del examen. En algunos casos, el endoscopista podrá solicitar estudios de laboratorio, estos análisis de sangre se pueden realizar el mismo día después de la CPRE.

El endoscopista generalmente puede decirle al paciente los resultados de su examen de inmediato. Si se tomaron biopsias, el tejido deberá enviarse a un laboratorio para su análisis.

Complicaciones CPRE

La CPRE es un procedimiento seguro y las complicaciones graves son poco frecuentes. Si ocurren complicaciones, generalmente son leves y pueden incluir lo siguiente:

  • La pancreatitis (inflamación del páncreas) es la complicación más frecuente y se presenta en alrededor del 3 al 5 por ciento de las personas que se someten a CPRE. Cuando ocurre, suele ser leve, provocando dolor abdominal y náuseas, que desaparecen a los pocos días de hospitalización. Rara vez la pancreatitis puede ser más grave. 
  • A veces, el endoscopista necesita hacer una incisión en el ámpula del duodeno (el lugar donde el conducto biliar común y el conducto pancreático se unen al intestino delgado). El sangrado puede ocurrir por un corte en el ámpula, pero generalmente es mínimo y se detiene rápidamente por sí solo o puede controlarse durante el procedimiento. Para los pacientes que toman warfarina u otros medicamentos anticoagulantes, existe un mayor riesgo de hemorragia posterior al procedimiento en comparación con los pacientes que no toman estos medicamentos.
  • El endoscopio de la CPRE u otros instrumentos pueden causar un desgarro o un orificio en el intestino que se examina (llamado perforación). Esta es una afección grave que a menudo requiere de cirugía, aunque rara vez ocurre.
  • La infección de las vías biliares (colangitis) es rara en general, pero puede ocurrir, particularmente en pacientes con ciertas condiciones preexistentes. El tratamiento de las infecciones requiere antibióticos.
  • Aspiración (inhalación) de alimentos o líquidos hacia los pulmones. El riesgo de esta complicación es mínimo en personas que no comen ni beben durante varias horas antes del examen.

Los siguientes síntomas deben notificarse de inmediato si los presentas después de tu estudio:

  • Dolor abdominal intenso (no solo calambres por gases),
  • Un abdomen firme y distendido,
  • Vómitos,
  • Fiebre o escalofríos,
  • Dificultad para tragar o dolor de garganta intenso y
  • Una sensación de crujido debajo de la piel.

Videos

Visita nuestra sección con consejos relacionados a este padecimiento

Próximamente

Regresar

Regresar a la página de inicio

Necesitas una consulta

Comunicate a los siguientes consultorios y agenda una cita. Juntos mejoramos tu salud.

Hospital Angeles Pedregal

Torre de consultorios 4to piso
Consultorio No. 406
Tel.: 55-5568-0008

Hospital Angeles Acoxpa

Torre de consultorios 2do piso
Consultorio No. 265
Tel.: 55-5684-7721